19 nov. 2011

Hay que amar


“Hay que amar con horror para salvarse”
Mario Benedetti.

Amar con la poca conciencia
que Dios nos regaló
con la higiénica mentira
del amor al prójimo
 
amar las cosas
 
hay que amar con auténtica crueldad
amarnos las bondades taciturnas
de amarga intelectualidad
 
hay que amar con celos
de uno mismo
no del otro
 
hay que amar
los dedos del prójimo
las manos de la despareja
hay que amar la distancia
la lejanía tan cercana
que nos pone distintos
pero también parecidos
 
hay que amar escandalosamente
amar en cantidades industriales
amar hasta los codos
con una vorágine
digna de llevar a la praxis
 
hay que amar distinto
vestidos de insomnio
desnudos de sueños
pero amar un poco
o un mucho
 
hay que amar con pecado
o sea con exageración
 
amar de un rato nada más
amar las cosas
las semanas
los relojes
las cenas
 
hay que amar con desgana
con desesperación y azar
porque el amor no es un río
es un mar
donde las olas hacen de las suyas
y en cada golpeteo entre el agua
nos traen distancias
      nostalgias
         adversidades
y mimos nuevos
 
hay que amar repulsivamente
asquerosamente mucho
amar a mares
a enormidades
amar dantescamente
y horriblemente bien
 
hay que amar
y salvarse de los amores
de las virtudes del odio
de las delicias del desprecio
y los actos correctos
romper las reglas
de este violentísimo mundo
 
hay que amar nada más
solo eso
 
saber que amar es el único
cielo donde llueve
y hay tormenta y estruendos
pero que en ese cielo
también amaina la tormenta
y también hay luz
y se asoma por un rato el sol
 
hay que amar
con desprecio endemoniado
o sentir caducado
       pero amar
 
porque es la única manera
     de salvarse.
 
17.11.11.