18 dic. 2012

Carta última

Estoy escribiéndote
un beso
en un pedazo de cartón
un beso un poco estratégico
un poco esperanzador
nada profundo
de saliva ligera y frutal.
Estoy besándote un verso
en tus labios de licor
un verso un poco abstracto
de arte menor
nada de metáfora
nada de alma.
Estoy escribiéndote un beso.
Lo escribo nada más.

14 nov. 2012

Claroscuro

Tengo la vida atrapada en este claroscuro

en esta irreparable sombra a cuadros
de la ventana que hace escándalo
en el polvo y la telaraña de mi cuarto.

Este orgullo tan roto y permeable

me descompone las ganas, la vehemencia,
y mis deseos de ti se tildan de arrogancia,
pero mi corazón maltrecho y bohemio, te extraña.

Cómo entonces reparar el daño si tu postura

beligerante y combatiente no ceden, no cederán,
sería como si el vuelvepiedras encontrara
un mar en sus tierras conocidas de aguamiel.

Tengo la vida redoblada de desaires y desastres,

espesura y languidez, pesadumbre y sentimientos vivos
que no mueren si no es contigo
que no viven por vivir sin ti.

Este desconsuelo monocorde;

retrato del páramo desprolijo que dejaste
y mi alma doliente, esa legalidad, fiel a los olores de tu voz,
al desarme de tu cuerpo, a esa barba sin afeitar;
de ese tu desvelo y tus idas a dormir en otros sitios.

Es como si el cigarrillo le diera vida al cuerpo,

le diera alma a tu alma en la que ya no estoy,
como si en tinta negra se supliera
aquél azul que no cejó pese a tu abrazo
opresor de trovador, loco, poeta, vago, príncipe.

Me desconsuela tu oportuno verso, tu indomable egolatría,

hasta esa frase que yo juro, es para mí, aunque no,
me revienta en el alma un clandestino sentimiento;
variante de un pesar concerniente de ti.

Tengo la vida envenenada en este alcohol

de sentires acartonados y poéticos a veces,
no voy a dolerme de tus versos, no voy a doblarme
con tus voces que tengo guardadas,
voy a tratar de olvidarme nuestra inecuación.

9 nov. 2012

Día libre

Estoy leyendo y me miro
me miro que estoy leyendo
descansando la tarde
amando el día libre 
(un lunes incierto)
siento que respiro profundo
este aire
de rosas en vísperas de no servir
entre lo acuoso del florero
y lo marchito
y lo indecible 
respiro como si no hubiera eternidad
o me comiera los años
y es que es verdad 
hace años no olía el aire que entra de las calles
ese que mueve los olores;
la sopa que hace la vecina
ese olor tan familiar
el suavizante de la ropa
de los vecinos de enfrente
el olor y los ruidos
niños jugando en el campo
ese olor
de las rosas a punto de no servir. 
 

28 oct. 2012

Doblar las hojas

Habías andado
a saltos las nubes
buscando algo mal en mí
para volar

y en cambio,
mira bien…
yo doblé de una esquina las hojas
en poemas importantes
para leerte cuando la
lluvia no cesara

aprendí a fugarme
cuando las verdades parecían
siempre ser las mismas:
una boca que guarda en la lengua
el abismo

¡quién entonces pudiera
pronunciar esos poemas
menos audible que yo!
dime
para poner mis cuervos a volar
y convertirlos en gaviotas
que custodian otro mar

se me secaron las gotas de poesía
y es tonto creer que un poeta
no tenga distancia que cargue
en su cruz

se descompuso la máquina
de mi paciencia,
se me secaron los árboles
de mi ataúd,
y ahora más que nunca
no se sabe si mi corazón
fue muerto en el atentado
de un reclamo
tuyo/tanguero/de sur

si tus palabras que afinan
mi inspiración
han dejado en los huesos
a mi vida de cristal
en un pedazo de muerte
que para que lo sepas:

también es una felicidad lentísima;
como la nube pasando en el cielo.

12 oct. 2012

Instrucciones para beber...


“A veces es mejor quedarse quieto con el trago en la mano en un rincón”
Fito Páez.

Vino

Beber de preferencia de una a tres copas de noche, muy noche, elegir un sillón confortable encontrando una postura que relaje el cuerpo y las ganas, que desde luego permita tener la copa en mano y beberla sin problema.
  No dude en abrir una botella de tinto chileno (del bueno) en una noche lluviosa, sobre todo si son las doce y aquél sillón que eligió - para escapar de la rutina- está pegado a una ventana que da a la calle; con ese aspecto vaporoso, de gotas resbalando sin prisa.

Whisky

Beber un máximo de dos copas, on the rocks indiscutiblemente, es probable que usted elija un libro, es un tanto necesario tener una postura cómoda en el mobiliario que prefiera, si es un sofá mucho mejor, en el caso de acompañarse por un libro será perfecto tener una mesita a la mano donde pueda descansar su vaso. Si en lugar del libro usted prefiere y tiene la oportunidad de compartirlo con una charla entre amigos,
 el living room a medio iluminar será especial. Beberlo de 6 a 9 p.m será su mejor elección en una tarde no menor a 20 °C. Si sobrepasa el límite y usted es derechista y decide tomar más de lo recomendado… cuide de no volverse de izquierda con tres whiskys encima.

Cerveza

Esta agua de panacea, líquido vital, dador de quietud, entre otros milagros que se han adjudicado con gran justicia se debe beber en los días/tardes a partir de la 1 p.m a 11 p.m si es que la temperatura sobrepasa los 28 grados, entre tantas que existen puede elegir la de su preferencia y de acuerdo al momento, se recomienda un par de belga frutal una tarde soleada frente al mar con la persona que prefiera.
  Las indicaciones para cada aspecto y color cervecero serían exageradas en este texto. Sin embargo; una última recomendación: beba esta pócima curatodo extremadamente fría, asístase un sorbo, juéguelo un rato en su boca con delicadeza y suavidad sólo unos segundos, el tiempo necesario  que permita que al recorrer su garganta se conserve fresca y no tibia. Si el aspecto de la cerveza es ámbar o dorada podría decirse que se está bebiendo la sunset de un cuadro lindísimo y prestigioso o el mismísimo sol, respectivamente.

Ron

Si usted elige ron blanco la mejor opción será acompañarlo con coca-cola aunque de pronto le asalte la duda de prepararse un mojito. Desista. En jueves, viernes y sábado vendrá perfecto para acompañar la tarde noche, cubata en mano, de 6 a 9 p.m escuche un álbum de su agrado sea éste triste o levantaánimos. Si usted prefiere beberlo solo, está en todo su derecho.


Cognac


Apto para noches de diciembre, bébase a partir de las 9 p.m cualquier día de la semana sobre todo en ocasiones de cansancio de cualesquier tipo o si a usted lo invade una nostalgia apesadumbrada y hambrienta. Una copa será suficiente. Siendo que el aspecto del cognac es triste y sabroso, acompañe con un puro veracruzano o cubano para inyectarle vida al momento.


Vodka


Acompañe con jugo de arándanos, si usted decide beber los días lunes, martes o miércoles, a partir del día jueves le vendrá bien tomar de uno a dos vasos de vodka con hielos, hágase preguntas, juegue al ajedrez en solitario. Dígase en voz apenas audible; por qué toma eso que está tan fuerte.

Brandy

Si es de su gusto el vino quemado entonces tome
 de una a dos copas, las instrucciones pueden ser las mismas del cognac.


Tequila

Beba de uno a tres caballitos, no se le ocurra tomarlo de un sorbo, el tequila se disfruta de a poco, es decir, un vaso tequilero debiera alcanzar por lo menos cinco tragos, acompañe con limón y sal si prefiere, si usted decide que no, será una experiencia también agradable. Sólo un favor: nunca lo haga para sentirse patriota.

2 oct. 2012

Qué septiembre...

Qué septiembre de árboles
tristes y pocas tormentas
te ha dado a luz
ya los años no se te van
hacia atrás
ya tu secreto se vuelve
vida y libro
noche y perfección

ya mi palabra se hace

amor
por los mares de tus
cumpleaños

estos años me

pintaste el alma
cual Kandinsky
brotaste mi letra con furia
y eres tan generoso
que todavía me inventas
salvaciones

se desdibujan

los otros amores
y vuelvo a ser alma
cómo serán los años
que nos faltan
esos falsos relojes de cuerda
que uno guarda
en sus armarios

festejo las imperfecciones

tan perfectas de su ser
tu eco en mi amor
y en mi boca

tengo paciencia en los brazos

exhuérfanos de tu abrazo
precioso y opresor

a ver si soportamos

otros años separados
después de estos dos
cumpleaños juntos.



14 sept. 2012

Tu septiembre

Cuántos septiembres
no esconden
que tu nombre no es sólo una palabra
sino un nombre que balbucea
eternidad
que nada en las fuentes
de los pasados que
sencillamente no pasan
que es casi una boca
que mastica vidrio y yerba
y tiene hambre
de rumores / de versos
de plomo / de palabras
de ese mar que se mudó
a tu nombre
(esa llama ilegal
que también es un pedazo de agua).

Todos menos yo
liberan tu nombre de sus bocas
con voces mal puestas
para llamarte
como una lentísima caricia
húmeda para sus lenguas
palabra sauce / palabra manantial
que cambia silencios
por sonidos de mar /
por ruidos de ola.

5 sept. 2012

Porfía

De qué se trata
el día nublado
las puertas abiertas
los regalos en cumpleaños
como prueba de lo que no tenemos
o la estadística irrealizable
de lo racional que es uno

de qué se tratan
las sábanas Ralph Lauren
en una cama con distintas pesadillas
en una almohada con
olor a sueños rotos

de qué se trata
la curiosidad del gato
la inmortalidad del cangrejo
el asecho de las dudas
como si la vida se viviera
de maneras heterodoxas

de qué se tratan
los puentes
los días en la cama
los reclamos bien dichos
las sienes plateadas

de qué se trata
el sabor de las flores
los días descompuestos
los cielos azules
la puesta naranja
el artilugio del amor
o el desencuentro

de qué se trata
este montón de preguntas
que no tienen respuesta
y que sin embargo
siempre nos andan de noche
    en los adentros
y nos galantean en la cara
como loro aferrado
como gato en mal genio
como la porfía de la vida.



2 sept. 2012

Miseria

En el amén de mis vacaciones
pienso enterrar las virtudes
me enfrento a la ventana cual voyeur
no tenía planeado si quiera escribir
pero mis pensares se desatan de sus ramas
los talveces me colman la mañana
y me adornan el pelo
el agua de mi poesía ya no brota
y no hay panacea para mi enfermedad
“el amor es más bien una resaca inacabable”
no hay palabras, no encuentro
como esas gentes que dejan
partes de sí en el pavimento
               un pedazo de piel / una historia
del zapato / el eufemismo de su huella /
el beso del asfalto / la goma de mascar
                                de fresa y desazón
no es despedida / es son de miseria
en mis letras / no es que el cuaderno
                                se haya acabado
es sólo que no hay recipiente
donde poner la vida.