29 sept. 2014

Retiro

         "En esta puta ciudad todo se incendia y se va, 
         matan a pobres corazones" 
                   Fito Páez.

Nadie se ha gastado su eternidad,
los sueños se sueñan agradecidos
con su gloria y su alegría,
nadie sabe el destino de su memoria
cuando la nostalgia pone sagrada 
la vida 

nos queda lejos el mundo
el tiempo se nos ve en la cara
demasiado apuro tendrá la coincidencia
para tejernos pesadillas
brevemente el día me muerde los pies
y dios se cansa y quiero ser valiente
pero no entiendo de guerras

yo vi el mar como un espejo,
me amarré a la luna como una tarde
y quiero hacer tantas cosas 
con el amor de los que aman,
quiero hacer letras en el mar
algo como mariposas marinas 
que salpican poemas 
cuando surcan

me abruman las cosas del mundo
y la maldad me aterra con todas 
sus caras,
sigo buscando la calle breve 
para pasar la vida,
mi pie vaga profundo por las realidades,
ahora hasta nos secuestran de lo cotidiano,
un privar de la vida que no se olvida;
los que nos aman recuerdan 
nuestro recuerdo muchos días 
y nuestra infancia se pone reluciente;

perdón por mirar hacia el cielo
y preguntar si Dios se ha retirado.

27 sept. 2014

Modificación del pasado

Andan sueltas las nostalgias
como en un laberinto de 
un poema viejo,
en mis amigos, en mí,
silenciosas mis manos 
dicen del olvido lo que sepa,
mi vientre misterioso me duele
más allá de lo menstrual,
el color del tiempo canta
para salvarme en las palabras
y ahora toda alegría regresa,
me purifica tu descanso de mí
pero
andan sueltas y bravas,
el amor no vio su gloria 
y se busca en las miserias 
de alguna metáfora 
y el rigor de la monotonía 
se esconde en la blancura
y en las lejanías 
...
poseo solamente el misterio
de la ciudad compartida 
y el recuerdo de un miedo;
las distancias que no cicatrizan 
cerrarán una noche de ayer. 

22 sept. 2014

El agua que no has...

Aquí estoy sin alejarme 
de los desastres del mundo
tu corazón sale a la calle
a saber con quién
a cuántas frentes ha tocado
tu beso íntimo de tabaco
con eso aumenta mi necesidad
de comerme tu amor a cucharadas
para que no lo repartas
y mis rencores con su escándalo
qué cosas se pierden 
qué hace aquí el resto de la noche
construyéndome el ánimo,
el espanto vivo de mi interior,
las preguntas que de madrugada
florecen
son sólo leña que arde 
en fuegos regalados,
la paz que me acompaña en
las palabras 
no se baña de tu ausencia,
escribo y de repente leo;
"el agua que no has de beber 
moja la mano que te escribe".

16 sept. 2014

Finales

  "¿Sabeís como es el final? es como un desparramarse"
                    Nacho Vegas.

Faenas del mar
al otro lado del ocaso,
las nubes están suaves,
apenas la penumbra
se divisa a lo lejos,
-un poco como muerte-
la tos de dios 
advierte un aguacero,
depara el olor de los jazmines,
lo algebraico del día
como una ardua labor 
del recuerdo de un cielo,
qué curioso el roce
de la sombra tanteando 
el mar
esa ola estaba hecha de palabras
y murió tan rápido como 
el tiempo o como
una mentira de patas cortas,
pienso en ser la memoria
de la marea olvidada 
la guitarra y la fogata 
a su orilla distinta
pienso y pienso
y al final
cuando todo anochece
-hasta la vida-
cuando quema la anchura del mundo
cuando aquella tempestad
se borra y se ofrece
es como escribir con un dedo del pie 
una magia en la arena,
como pensar en el cielo sin fin,
como perder el pensamiento en
todo eso imposible
y desparramarse 
al vacío.



Julio-2014

13 sept. 2014

Ciudades

El sol se derramó en las calles,
nos derrotó ese derroche de atardecer
Xalapa estuvo hermosa, más que siempre, 
propusimos ceder a la clarividencia 
de aprovechar la siesta y guardarnos 
de la calle y el calor.
Sucedió el amor como literatura,
como un mellizo del cielo,
una cosa más o menos solemne;
después abrí la cortina seducida
por esa musiquita de las calles;
ruidito cotidiano de cualquier lugar
y te esperé,
llegaste puntual como siempre 
a mi espalda, de pronto un beso húmedo 
aromó mi cuello,
y eso era la vida,
recuerdo que mi lluvia 
te tocó en el hombro.
Sentados uno sobre otro en el silencio
hicimos de cuenta que la ciudad 
fue una pecera que observaríamos bastante.
No sé cómo llamar esa cucharada dulce 
de aquél momento
pensé deliberadamente 
en esa paz de pocas veces,
en esa mariposa amarilla 
de profesión ambulante 
que va repartiendo buena suerte
y sentí que ese beneficio era mío.

10 sept. 2014

Esta noche

Esta noche tú,
cruzando la piel del tiempo
pasaste provocando las furias
de mi mano,
otra vez la ciudad se calla
y mi amor quiere puertos,
crepúsculos al revés.,
no te reconozco 
entre vos y yo hay una ignorancia,
la desgracia íntima de la memoria 
donde el dolor es un defecto
que no vuela ni es ligero,
me da la impresión de que 
los rumores hábiles 
retuercen mi certidumbre de ti,
qué harás allí con las palabras perdidas
absorto en ti mismo
ensimismado en los soplos de mi nombre.,
hoy los silencios andan como fiebres
calentando las lenguas
de las noches sin furia,
de tan lejos vuelve el viento
que tose el mundo frente a
mi corazón nocturno y triste,
esta noche toda la lluvia es tu silencio 
zigzagueando los instantes
los poemas y los sexos,
me empujas a las pesadillas
a mi ritmo muerto
y me extravío en la celebración 
de mi angustia.