31 ene. 2015

Un alivio

"Necesito un amor que no cueste trabajo para seguir de pie"            Quique González.


Un pariente lejano de mi centro
el cáncer de mi corazón 
todo menos lo que buscaba
necesito o me hace falta 
el anfitrión de mis ternuras
en la calle
la provincia a recorrer
en nuestros viajes
el cuarto y mitad de mimos nuevos
los pasos en la avenida
de la mano y con un beso 
necesito la fe de la vida 
en solitario
pero también 
el alivio de abrazar en el amor
la sonrisa del que ama 
y que protege 
la solución del encuentro
con besos encima 
el abrazo con alevosía 
las gotas de lluvia en el pelo
la comida en la boca 
y de nuevo los besos.

28 ene. 2015

Un poema

Empezaba su viaje, un punto exiguo
en un plano que se extingue
el sonido del aire al crear el puño,
la sangre, el amor, la huida, 
la vida fácil
empezaba como sin edad dibujando 
pirámides sobre el viento / sobre
tempestades que en su perpetuidad
se caían pronto, con el polvo, 
el amor, los cuerpos, la luna fácil,
los trenes, el ronco del metal 
perforando destinos, al almidón 
en el corazón le llaman resignarse
 y tú azul, bebé de saturno, 
pensando en darle al mundo los
anillos de tus años, como edades de
secoyas, como el paso que se traza
vertiginoso ante la posibilidad de
despeñarse sin temores, oír el
silencio esparcido en una fecha
flexible incapaz de existir, 
en tu ocaso buscás un nido, 
un icosaedro, una cárcel, 
unos párpados...
sembrás palabras de pudín de
chocolate, de oídos esponjosos. 
Ya ves, vos empezás dónde yo 
termino.
Acá solo quedan fantasmas,
soles callejeros cantando el tiempo, 
ya sin la palabra y las escrituras...
tal vez ya no soy este día ese
pensamiento que crece en la memoria.
Ya ves, acá ya no quedan la misiva, 
el poema, la prosa, la novela, 
la voz en la cabeza.

De: Ibeth H., Nahuel.

19 ene. 2015

Recordatorio

                                         Para Omar

Te quiero en el grito de hombre 
-pleno en su fiebre-
en mi "a" de Torre Eiffel que te
regalo en los papeles con tu nombre,
en los paréntesis de amargura
de mi libreta cuando no estás,
cuando no hay fiesta en el alma mía,
cuando los ojos se me llenan de mar,
te quiero en las palabras
de mis dedos enredados en tu pelo,
te quiero volando en mi eternidad,
pájaro sin alas, bandoneón que se 
entreabre en el sentir fracasado 
de mi argentinidad,
te quiero en ese olor implacable
que tienen los odios,
en el ruido gutural de una noche 
con su brevísima satisfacción,
te quiero cuando tu beso
le dice a mi boca tantas cosas
como secretos al mundo,
te quiero en el estallido de lluvia
que me enferma de poema,
cuando las cortinas se mueven
tangueras en el cuarto de junto
donde se hace el amor,
se desnuda la guerra,
te quiero sencillamente,
sin afanes de olvido,
lo sabe el poema 
que duerme felino
en mis manos.

13 ene. 2015

Outsiders

"Un solo beso al borde del ombligo, 
nido de pájaros candentes,
allí nació la primera parte, 
el sudor único de la creación / 
heme en ti creyendo no 
pertenecerle a nadie más"
       José Cruz C.



Me toca bautizarte en un grito
en el mimo entre jadeos 
recién hechos
entre el agua bendita del
sudor compartido
como en la fiebre transgresora
de cruzar la línea 
de la especulación 
donde un concierto de suspenso
nos enseña la vida 
y la muerte de un tirón;
en la satisfacción 
después de mi vientre
se fraguarán tus planes 
con el mundo
en una dimensión insólita
donde las tensiones
se caen con los pantalones.


11 ene. 2015

Esperanzas

Mi amor enrojece como 
la punta sencilla de un Lucky Strike,
tu amor es la estatua penetrando
el abecé del cielo;
nuestro amor es como un son
con jarana y violín;
donde la nota más dulce es el
silencio de unos puntos suspensivos 
que en su rozar con el tiempo
pone de flores el jardín,
cuando eres lo que no pido
vuelves tan poema, que lo ruinoso
de mí se justifica en la vida,
si se te mira mucho resucitas 
y te he mirado tanto que en 
el caos de mi palabra naces
tantas veces con tanta 
normalidad de milagro
como el sabor terciopelo 
que tienen los tintos 
como el olor de lápices 
que has sentido cuando 
mi abrazo te toca,
mi amor enrojece 
y en tu boca he puesto besos
con afanes de acortar distancias,
de desdibujarte,
y esas grandes profundidades
de mi esperanza.

5 ene. 2015

Profundidades

Podría pasarme la vida 
en el silencio profundo
de un insomnio solitario
podría llamarte en mi inocencia
con oraciones que en lo viviente
de mi sentir no llegarán tan alto
yo no sé tantas cosas
pero mis entrañas saltan ávidas
de tu palabra
trato a mi fe de resignada pues
se desgasta en una incertidumbre
en la que siento el corazón
deshabitado y solitario
un poco avariento
de lo que tú das
podría vivir en la penumbra
de esta incompleta alegría
que está rota por algo
que me falta y que no sé
pero prefiero buscar el misterio
llena de gana 
y en la desesperación 
de mi corazón por bienvenirte
encontrar tu palabra y escuchar
cuando me hables 
por mi nombre y mi apellido.