29 oct. 2014

Encontrar la belleza

No hay que empeñarse en que 
se cumpla la palabra del poema,
este adelantarse a las horas,
este recorrer el pensamiento 
amenazando con un bolígrafo 
no debe ser inevitable

no hay que empeñarse en
renovar el amor,
en reciclar antiguas magias;
las aves no retrasan su vuelo
para dejarnos dormir, es más,
después de amanecer
nos despiertan con su canto

no hay que empeñarse en
el tiempo, en las noches 
donde lo gris del mundo
reposa sobre nosotros;
la tristeza tiene el defecto
de ser finita

yo no me empeño,
las ramas de mi alegría arden
y mientras tanto soy feliz,
tan asquerosamente como
quien lo cuenta
y tan humildemente como
la belleza del pan de los pobres,
o el hilo y el abrazo que unen
cordilleras y tantas cosas 
como el fuego, las preguntas y la tarde

basta ver el reloj o el número de
una página para darse cuenta
de la vida que nace en
el beso que nos ama;
la sensación de la sangre
que anda apresurada 
en nuestro lado izquierdo.

24 oct. 2014

Manifiesto

"Se unieron dos solitarios máspara hacerse compañía"

El ruido de allá afuera está dormido
me siento soñando sueñitos 
de niños, que les hacen sonreír,
no me aferro a lo de antes, pues
me has enseñado la paciencia
como una virtud que crece
y que sirve para descansarnos
un poco la espalda

me has pasado en la cara
ternuras y letras;
en forma de mimos y caricias,
ahora te puedo besar sin prisa
aunque pareciera que el tiempo 
te persigue 

uno pensaría que no 
se puede amar tan pronto,
yo no lo sé de cierto y
hasta lo contradigo 

pero me doy cuenta 
con la sonrisa en mi rostro
que el mundo hace silencio 
para que duermas 

a veces, si caigo en contemplación
y para que no te despiertes
me apetece decirte bajito:

guárdate para mí,
guárdame lo mejor y lo sencillo;
tus cariños, nuevos y todos
desde la fecha de hoy,

y formalmente:

gracias por hacer de mi vida un sitio nuevo, 
por ser mi aliado en la vida y
hacer del amor reciprocidad.

23 oct. 2014

Callarse la pena

Río en La mayor como un callarse
le digo shhh a lo serio de mi grito
en Fa menor 
son pocas las cosas del mundo
que se acaban 
el tedio, las fatigas del amor,
adivina cuántas veces entonces
pensé en ti y te amé por ratos,
esas cosas pertenecen 
a las mayorías 
a las cosas que perecen,
qué fríos nos andaban cerca
de los pies y los adentros
con esa profundidad vertiginosa,
es cierto que jugué a hacerte
el daño sin querer,
y te digo un consejo 
ya no de amantes ni de amigos,
es mejor callarse la pena;
por eso no soy infeliz,
por eso amo como tú. 

18 oct. 2014

Underwood

Supón que esta misma 
mañana te he mirado tanto
que tu silueta se gasta 
entre todas las gentes del mundo,
supón que cuando tu libro
termine escrito sólo por tu mano
pensarás en pronombres 
desde tus lentes
y tu escritura
y te dejarás dormir si acaso
en tu apurado cansancio,
en la vida de tu cuerpo
que se alimenta de palabras,
de países con viñedos,
de océano a cordillera...
si cuando supones
como augur
que escribiría desde la underwood
no habría dudas ni llamadas
para elegir 
tus cinco letras.

6 oct. 2014

A propósito de la actualidad.

   "¿Cómo se viera una carreta donde pasaban 
   los deseos cortados por las fusilaciones? 
   ¿El asesino suda alguna vez?"
             Juan Gelman.

¿Desde dónde se ve la muerte ávida?
¿cómo se ve la mano que hace el gesto
desde el misterio de la persecución?
¿sabes qué pasa? vivir es hostil,
en el espacio del mientras hay un ruido,
un miedo y un sacrificio;
date cuenta un poco que
del poema nacen las palabras y no al revés,
¿para cuándo nos llegará la dicha a la orilla?
¿cuando el mar se harte de cielos hundidos?
y ¿quién es la noticia cuando uno
esparce su dulzura con el resto del mundo?
¿quién de todos revela su oficio de muerte?,
la no-vida no es el consejo de este tiempo,
la vida se escurre en las calles 
y los ruines fantasmas las quitan;
      los asesinos que no sudan
      y creen que su eternidad existe,
y por eso la nuestra hay que ocuparla.