21 abr. 2013

No me perdones

No me perdones
me acuerdo y me da miedo
tu espejo es mi reflejo
y cómo demorar eso
cómo poblar la memoria
de imágenes distintas
que nunca desgastan
no me perdones,
nunca, no me perdones
me acuerdo y siento
que te meces en mi paciencia
descubro en la comisura
de tus labios la sonrisa
siempre cóncava y pura
esa región feliz 
llanura triste de tu boca 
no me perdones 
mi rencor protesta
mi insomnio te refleja
mi caos me salva
porque tu perdón 
son tantas cosas
       tantas veces
que si acaso me perdonas
este verso bastaría.

15 abr. 2013

Magias

"Tomaremos coca-cola, las sabanas son olas
para navegar, la vida es el mar."
Manuel García.

Pequeñas magias
nos vuelan encima
cuando
las siluetas son
humo de tabaco
que se disipa
como alcohol
en el día,
cual poema
en la carne,
las ganas
en las manos,
la higiene de cordura;
lo intacto
de tu plenitud
y la mía
encontrándose
como una sola,
debe ser totalidad.

11 abr. 2013

No sabía

No sabía que la frase que rogaba
al diccionario era para ti
no sabía que abreviabas despedidas
para no perder el miedo
y demorar la ausencia

no sabía tantas cosas
que no quiero nada
salvo no saber

Julián dice que abandono
yo digo que siempre vuelvo
y juego a creerlo y a veces no

me arrimo a un reclamo
a un intento de darme la razón
intento arreglar todo a punta
de bolígrafo

cuando era poeta me salía bien
una caminata en el lago
salvaba mi vida
y una bruma extraña de Xalapa
me devolvía la suficiencia intelectual

cuando era poeta las cervezas
eran añadidura del mar
me aproximaba a la orilla
de un pensamiento profundo
un poco prosaico, un poco muerto
me devolvían la paz perdida
en semanas que escurrían
en el asfalto seminuevo

no sabía que esta mano enardecida
de poesía
buscaría terminar esta media despedida
-en aquellas tierras arenosas que pisé
con el olor a mar virgen
que tiene mi bahía favorita-
que nos arruinó el sueño
y nos puso a llorar
cuando era poeta me salía bien;
me regalaban cerveza y lápiz
en el quiosco donde algún
trovador cantaba

yo decía cosas absurdas
y escribía

y no sabía que la frase que robaba
al pensamiento
era para ti.

5 abr. 2013

Viajes y sombras

Cuánta noche tiene el tiempo de nosotros
cuántos pasos dimos en las calles tuyas
esa capital en la que caminamos enfadados
pero siempre de la mano;
la evidencia de la distancia de la mía ciudad

eso de arrimarse a los sueños es cosa cara
tanto material onírico
tanto ingrediente nupcial
carne y amor, beso y alma
placer y corazón, afán y caos

la nostalgia del deseo empobrece a la gente
la inopia y lo vil rondan la piel,
para mí es mejor caminar de tu mano
tibia, de tu mano hogar de mis dedos
porque la histeria de mi amor
es lo más sublime que poseo

cuánto tiempo tiene la noche de nosotros
las calles empedradas de Xalapa
y las avenidas matinales del D.F
tendrán la cuenta clara
de nuestro andar y nuestras sombras
que de vez en vez se juntaron
para besarse la sonrisa.