20 sept. 2013

Fuego fatuo



Pídeme perdón, pero nunca me perdones
dibuja las orillas de mi corazón con un marcapasos
como si ese barrullo que pintan de rojo
te hubiera cuidado sin hacerte daño

cuando te acuerdes de mí no me olvides tan pronto
no ves que la lluvia me lava de ti
date cuenta un poco cuando sólo aparezco en la nada
y me esfumo en el olvido puro que es la distracción

entonces mezclemos el café con dalias silvestres
y conversaciones con humor del nuestro y color amarillo
viendo cómo lastimosamente el tiempo avanza
en nosotros, en los rostros, las pieles, los zapatos

y cuando eso suceda  la vida no será espesa
el fuego fatuo no será en la orilla de mis carreteras
tú gritarás fuerte equivocado de juicio
y llorarás mi ausencia / vomitarás la vida

6 sept. 2013

Libélulas

No sé qué quiere decir el día
cuando se va a vivir a nuestro tiempo
y nos desata la ciudad, el permiso de pisar
la levedad del suelo

la ausencia está a la vuelta de la noche
mas tu lengua ha disuelto mi pudor
me haces polvo cuando el deseo se amontona
se nos ha oscurecido el amor
y el beso combate al vacío

no sé qué quiere decir el día
me duele su orilla –la noche-
cuando tengo que bancarme las horas
sin cerveza y sin ti

no sé qué quiere decir el día
cuando te respiro el cuello y te muerdo
(sabes tan dulce)
entonces el silencio se pone a trabajar
y se nos pone muda la habitación

yo abro las cortinas para ver llover
me descanso en tus piernas
trepamos abrazados al tiempo
la quietud sigue furiosa en nosotros
me respiras la nuca con vocación
de poeta y contador
cuantos números de besos me cuentas
en la espalda cuando supongo que amo

cuando nos amamos con eterna alevosía
qué querrá decir el día
cuando te avisa el corazón
la frescura de mi abismo y lo besas
con fervor de sol
y luego danzamos
surcando aire suave
como libélulas.