1 sept. 2015

Ocho

Esta misma letra devolveme
la palabra que suena 
a lo cerca del río limpio
la almohada que te soñó
en la boca de una siesta
el sol voyeur 
de tu ventana abierta
las rayas de luz 
de la persiana triste, polvorienta,
esta misma llanura regresame
lo vasto del pensamiento en ti
cuando le devuelves 
olas al mar de mi cerca 
la cara que le mueve 
el cabello al viento 
ofreceme la mismísima
clarividencia de un ocaso 
la compañía de mi mano
en tu fiebre 
la enfermedad mía 
en tu remedio 
este mismo echar de menos 
devolveme;
la escritura que pisa apenas
mi libreta y se devuelve
en su camino.