19 dic. 2014

Historia

Herrera está muy lejos
en el peso de la tierra 
ella se muere cada día,
cuando se escribe se mira
como si fuera su última nota
en la penumbra, con tanta 
palabra tirada en el suelo,
su historia... quién es ella
Ibeth en la curiosidad de los años
que le dan más sombra que colores,
a su vera nunca se halló la memoria
bastante vas a tener 
con encontrarle los temblores
que guarda en su propia eternidad
no se la encuentra en lo mágico
-la suerte no le ocurre a todos-
allí está siempre abrumada
la hallo espantada y cenicienta 
y vaga;
el día en la espalda
los ojos a la funerala 
los pasos haciendo eses
casi ha muerto en las palabras,
entre tanta metáfora ¿la oyes?.

13 dic. 2014

Todavía

Más invierno canta para
la memoria de esta ciudad 
la calle quema de fría 
apenas si la humanidad 
se asoma en la unión
de nuestras cinco almas 
que blandas hoy ha tocado
una mano gigante 
nuestro lenguaje transparente
hace tiempo no tenía ausencias 
como en un intento 
de reciprocidad con el amor
uno se extraña si siente
aquí adentro un estrujar de corazón
uno se extraña
pero se nos hunde el suspiro
y toda el agua se nos hace
lágrima de algo que no es dolor
es una condición de nostalgia
son trabajos de la vida 
que nos levanta la memoria
y el llanto se vuelve fácil
pero aún no nos falta el aire
y en nuestra cercanía 
todavía gira el amor. 

10 dic. 2014

Si alguien probase.

Si alguien probase mi beso 
único en sus quehaceres,
exclusivo en la boca 
de quien me besa
sabría un poco al tabaco 
de otras bocas,
a las frutas fermentadas 
de alguna cerveza compartida,
sabría un poco 
a la locura de una lengua
que nunca me enseñó a besar 
que como serpiente volvía 
vorágine las olas de mi beso,
y sabría también un poco
al entusiasmo de la inexperiencia 
con su menta y yerbabuena,
sabría en otros instantes 
al algodón de azúcar azul 
o a la frescura de un chocolate 
en el beso de quien me amó,
sabría a la paciencia y al encanto,
a la nostalgia bella 
y al desconsuelo de un tango
y también sabría -cómo no-
al cielo de las bocas que besé,
si alguien probase mi beso.

6 dic. 2014

El mar

Ya sé que desde esta noche 
deberé escribir las palabras 
que resbalan de mi vida,
desde la importancia de
la perfección de mis sentires
extraño las manos que 
se desentienden del tiempo 
y tantean con ganas 
lo que inexpresable grita
mi piel-poeta,
te miro en las fotografías,
te busco en lo viviente otra vez,
te digo: retrocede, te rezo
fascinada en la contemplación,
y te quiero otra vez separado de mí,
y después del desconsuelo
te pido que aceptes mi beso,
que juegues con él y 
lo guardes bellamente
en tus sabores miel,
pues cuando sucede el beso
se entreabre el silencio
y entre todo eso está el mar.

3 dic. 2014

Aviso

A Ernesto.

La maravilla pesa cuando 
se pone al revés,
se deja pasar y después tiene 
hambre furiosa de futuro y espesor;
no es un desastre y si lo es 
ya no importa
pues es cómplice del destino y ese
está tejido con hilos de amor,
cuando el silencio 
se entreabre en la angustia 
se mete en los sueños 
como un niño castigado que en lo
oscuro de su escondite aguanta 
la respiración,
pero a ver, al borde de lo que te rodea,
en alguna orilla de tu vida 
me tienes a mí, y yo no surjo como 
un hecho de la memoria,
no habito en tu exterioridad 
ni en tu meditación 
ni en la sombra de ternura cuando
piensas en otredad
sino como una visita que en su suavidad 
es oportuna, 
que en el espanto y la distancia
busca sanar con un llanto que 
vuelve siempre siendo paz;
hablar de angustias, de salud 
y de ausencias con este peso 
con que se escriben mis palabras 
no van a perpetuar tu calma, 
siendo así que por eso te aviso que:
en los momentos difíciles me arrimaré
a tu tristeza como un llamado leve 
al montón de frío y de palabras 
que sentiría si no lo hago así,
las huelgas de la vida dejan silencios 
pero también jardines,
y un mar que entre las flores te alcanza
para colmarte en maravillas 
y en sonidos de sueños /de infancias 
y años viejos que no acaban.

27 nov. 2014

Alumbrar

Como mirando tantito pa' arriba
un poquito para el cielo 
la vida no soporta lo oscuro de la sombra
mi vida tiene sed de sumergirse
en la palabra que el cielo
presume descaradamente 
como si fuese un pueblo 
que vive en libertad
en lo intratable de la tierra 
en lo espeso del dolor de los hombres 
tanto algodón allí arriba
tanto verso que brinca de noche:
jugando a saltar en mi amor por él
en esa cosa que alumbra los papeles 
y que en definitiva es pariente
de una revolucionaria felicidad 
que debe llamarse de otra forma
me hace arrimarme a la lluvia
cada gota me da más confianza 
y quiero mojarme en su encanto
me he demorado en conocer
lo bello y delicioso de
la miel, las flores, el pan y la paz,
sonrío tanto viendo la altura
y todo lo entiendo porque es verdad,
esa luz que va a entibiar mi amor
y a más de una persona va a cambiar,
nazco de nuevo en el aire,
me bautiza esa luz 
porque me fui a vivir a la 
vida intacta 
de quien hace guardia cuando 
el mundo duerme o bosteza;
mi llanto sana, cierra mis palabras
que anunciaban desconsuelo
y que dormían con vos
para florecer versitos,
esto inmenso que me tiembla 
el corazón viene de otro lado,
como el grillo que pasó 
la otra vez.

24 nov. 2014

Actualidad

"Vienen de frente gigantes de azul 
con las bocas llenas de su democracia / 
pero el miedo ha dejado de ser la actitud, 
suena en cada cabeza un hermoso runrún"
Nacho Vegas.

"Cuando el dolor se parece a un país, 
se parece a mi país"
Juan Gelman.

En la memoria mía el mundo es de carne
el rostro del futuro nos aúlla en los oídos
hay los que creen que está ocupado
pero no saben que lo ruinoso
no se eterniza,
lo macabro en la respuesta de las balas 
es profundo;
un recuerdo fugaz de la infancia
qué lástima, un recreo sin palabras,
ahora entre tantos pasos,
en esa mancha desde arriba 
como en romería 
sólo pienso en lo aves que somos
la furia se nos alza y el horizonte
se ha anchado 
como para que quepamos en el cielo
qué tan sencillo mata el que
desconoce de dolores y letras 
qué tan próximo está el sol de salirnos
o no se asoma en mi país 
porque su oficio revolucionario
peligra en la penuria de esta paz
de la increíble paciencia 
de los reprimidos por pereza
en la des-calma, el ambiente militar
cuelga como ropas mal puestas
entre líneas de la vida y el repudio,
me pienso como pieza inútil 
a pesar de lo bienintencionado 
de esta escritura heredada
"protestosa", apasionada y latente
cuándo volverá a lo que perdure
el canto que ennoblezca 
el ímpetu en las calles que sumado 
va a hacer temblar la tierra 
y al que calla.

23 nov. 2014

De ti recuerdo:

"No hay nada más bello que lo que nunca he tenido / nada más amado que lo que perdí "J.M. Serrat

Ciudades vacías pienso 
jardines botánicos con palmeras,
estatuas, museos, bares, cafés,
echándote de menos 
da tiempo a crecer las flores,
te siento más dulce 
que el arequipe,
da tiempo a verte la barba 
por horas, tocarla y sentir
lo esponjoso y lo suave,
los tres días exacto de la barba
que te dejas para mí,
sentadito con tu amor 
y conmigo al otro brazo
sólo así te recuerdo,
no puedo recordarte rencoroso,
te pruebo en la dulzura
de tu respiración en tabaco,
en el tono salmón de tu cima,
en el chocolate y la paciencia 
de tu beso.

19 nov. 2014

Resurgir

Desde tu mar esta lluvia
desde ti, desde tus azules
fieles colores de un día,
curiosas formas de cielo blando,
breve silencio de beso:
diseñador de paz,
desde tu boca, este sabor,
este cielo en el paladar,
apenas puedo memorizar 
esa ternura honda,
geometría de tu beso,
suave camino de flor en la ciudad,
desde tu lengua, desde tu miel,
desde esta hondonada 
que te anhela
surjo como flor.

11 nov. 2014

Todo es más claro

Todo es más ola que espuma 
todo es más claro
la prisa de noche se vuelve 
a la curiosidad íntima 
de observar cuando la vida
ennoblece el presente
cuando se eternice la paz
no desde la muerte
que se cultiva en lo ruin 
sino en lo feliz del amor
todo es más bello 
desde que tu nombre 
se desprende del mar
para aliarse con el cielo
la tardecita del mundo 
se vuelve a lo cálido del 
sol a ras de nubes
cuando los rayos 
que se filtran
se convierten en el secreto
hermoso de mi ventana.

7 nov. 2014

Reflexiones

Me lleno el pensamiento 
de ideas de antes,
pienso en renovarlas,
pensar en que no debería 
escribir sino vivir,
me cepillo, me lavo el rostro,
se me caen las ternuras 
con el agua, 
bajo escaleras sin decir 
palabra,
pienso en los amores
y ya no se me aprieta el alma,
preparo el café,
tengo en la mente los "sí"
de la Violeta,
volver a los 17, pienso
las cosas que cantaría 
si supiera cantar, 
leo noticias, libros,
estudio, compro,
duermo de nuevo,
dolor de espalda, de cuello,
bebo café, 
pienso en los afectos, 
en el aferrarse a cosas inciertas...
¿Valdrá la pena todo esto?

1 nov. 2014

La calma después

Mansamente el día me va despertando
desde una madrugada,
quiero ver las horas para que
la mañana no se me haga tarde,
para alcanzarte al ánimo,
para que la coincidencia de mi deseo
sea tu voz o tu barba tejida con desgano...
el arcoiris y la calma después 
de horas y horas de lluvia 
nos ha entorpecido felizmente 
la energía se crece y me 
aterroriza tu dulzura,
tus manos que veo ajenas 
¿qué sería del día si fuesen
un poco mías? 
me importa la tranquilidad
y la paciencia que poseo
cuando me dedico a escucharte,
los jardines, los bares y
esta sucia ciudad con 
las mismas nubes,
me haces justicia aún 
con todo eso, y
quiero apresurarme a la memoria,
para que mi historia no te enrede,
pero extráñame un poquito.


29 oct. 2014

Encontrar la belleza

No hay que empeñarse en que 
se cumpla la palabra del poema,
este adelantarse a las horas,
este recorrer el pensamiento 
amenazando con un bolígrafo 
no debe ser inevitable

no hay que empeñarse en
renovar el amor,
en reciclar antiguas magias;
las aves no retrasan su vuelo
para dejarnos dormir, es más,
después de amanecer
nos despiertan con su canto

no hay que empeñarse en
el tiempo, en las noches 
donde lo gris del mundo
reposa sobre nosotros;
la tristeza tiene el defecto
de ser finita

yo no me empeño,
las ramas de mi alegría arden
y mientras tanto soy feliz,
tan asquerosamente como
quien lo cuenta
y tan humildemente como
la belleza del pan de los pobres,
o el hilo y el abrazo que unen
cordilleras y tantas cosas 
como el fuego, las preguntas y la tarde

basta ver el reloj o el número de
una página para darse cuenta
de la vida que nace en
el beso que nos ama;
la sensación de la sangre
que anda apresurada 
en nuestro lado izquierdo.