7 nov. 2014

Reflexiones

Me lleno el pensamiento 
de ideas de antes,
pienso en renovarlas,
pensar en que no debería 
escribir sino vivir,
me cepillo, me lavo el rostro,
se me caen las ternuras 
con el agua, 
bajo escaleras sin decir 
palabra,
pienso en los amores
y ya no se me aprieta el alma,
preparo el café,
tengo en la mente los "sí"
de la Violeta,
volver a los 17, pienso
las cosas que cantaría 
si supiera cantar, 
leo noticias, libros,
estudio, compro,
duermo de nuevo,
dolor de espalda, de cuello,
bebo café, 
pienso en los afectos, 
en el aferrarse a cosas inciertas...
¿Valdrá la pena todo esto?