19 dic. 2014

Historia

Herrera está muy lejos
en el peso de la tierra 
ella se muere cada día,
cuando se escribe se mira
como si fuera su última nota
en la penumbra, con tanta 
palabra tirada en el suelo,
su historia... quién es ella
Ibeth en la curiosidad de los años
que le dan más sombra que colores,
a su vera nunca se halló la memoria
bastante vas a tener 
con encontrarle los temblores
que guarda en su propia eternidad
no se la encuentra en lo mágico
-la suerte no le ocurre a todos-
allí está siempre abrumada
la hallo espantada y cenicienta 
y vaga;
el día en la espalda
los ojos a la funerala 
los pasos haciendo eses
casi ha muerto en las palabras,
entre tanta metáfora ¿la oyes?.

13 dic. 2014

Todavía

Más invierno canta para
la memoria de esta ciudad 
la calle quema de fría 
apenas si la humanidad 
se asoma en la unión
de nuestras cinco almas 
que blandas hoy ha tocado
una mano gigante 
nuestro lenguaje transparente
hace tiempo no tenía ausencias 
como en un intento 
de reciprocidad con el amor
uno se extraña si siente
aquí adentro un estrujar de corazón
uno se extraña
pero se nos hunde el suspiro
y toda el agua se nos hace
lágrima de algo que no es dolor
es una condición de nostalgia
son trabajos de la vida 
que nos levanta la memoria
y el llanto se vuelve fácil
pero aún no nos falta el aire
y en nuestra cercanía 
todavía gira el amor. 

10 dic. 2014

Si alguien probase.

Si alguien probase mi beso 
único en sus quehaceres,
exclusivo en la boca 
de quien me besa
sabría un poco al tabaco 
de otras bocas,
a las frutas fermentadas 
de alguna cerveza compartida,
sabría un poco 
a la locura de una lengua
que nunca me enseñó a besar 
que como serpiente volvía 
vorágine las olas de mi beso,
y sabría también un poco
al entusiasmo de la inexperiencia 
con su menta y yerbabuena,
sabría en otros instantes 
al algodón de azúcar azul 
o a la frescura de un chocolate 
en el beso de quien me amó,
sabría a la paciencia y al encanto,
a la nostalgia bella 
y al desconsuelo de un tango
y también sabría -cómo no-
al cielo de las bocas que besé,
si alguien probase mi beso.

6 dic. 2014

El mar

Ya sé que desde esta noche 
deberé escribir las palabras 
que resbalan de mi vida,
desde la importancia de
la perfección de mis sentires
extraño las manos que 
se desentienden del tiempo 
y tantean con ganas 
lo que inexpresable grita
mi piel-poeta,
te miro en las fotografías,
te busco en lo viviente otra vez,
te digo: retrocede, te rezo
fascinada en la contemplación,
y te quiero otra vez separado de mí,
y después del desconsuelo
te pido que aceptes mi beso,
que juegues con él y 
lo guardes bellamente
en tus sabores miel,
pues cuando sucede el beso
se entreabre el silencio
y entre todo eso está el mar.

3 dic. 2014

Aviso

A Ernesto.

La maravilla pesa cuando 
se pone al revés,
se deja pasar y después tiene 
hambre furiosa de futuro y espesor;
no es un desastre y si lo es 
ya no importa
pues es cómplice del destino y ese
está tejido con hilos de amor,
cuando el silencio 
se entreabre en la angustia 
se mete en los sueños 
como un niño castigado que en lo
oscuro de su escondite aguanta 
la respiración,
pero a ver, al borde de lo que te rodea,
en alguna orilla de tu vida 
me tienes a mí, y yo no surjo como 
un hecho de la memoria,
no habito en tu exterioridad 
ni en tu meditación 
ni en la sombra de ternura cuando
piensas en otredad
sino como una visita que en su suavidad 
es oportuna, 
que en el espanto y la distancia
busca sanar con un llanto que 
vuelve siempre siendo paz;
hablar de angustias, de salud 
y de ausencias con este peso 
con que se escriben mis palabras 
no van a perpetuar tu calma, 
siendo así que por eso te aviso que:
en los momentos difíciles me arrimaré
a tu tristeza como un llamado leve 
al montón de frío y de palabras 
que sentiría si no lo hago así,
las huelgas de la vida dejan silencios 
pero también jardines,
y un mar que entre las flores te alcanza
para colmarte en maravillas 
y en sonidos de sueños /de infancias 
y años viejos que no acaban.