20 sept. 2013

Fuego fatuo



Pídeme perdón, pero nunca me perdones
dibuja las orillas de mi corazón con un marcapasos
como si ese barrullo que pintan de rojo
te hubiera cuidado sin hacerte daño

cuando te acuerdes de mí no me olvides tan pronto
no ves que la lluvia me lava de ti
date cuenta un poco cuando sólo aparezco en la nada
y me esfumo en el olvido puro que es la distracción

entonces mezclemos el café con dalias silvestres
y conversaciones con humor del nuestro y color amarillo
viendo cómo lastimosamente el tiempo avanza
en nosotros, en los rostros, las pieles, los zapatos

y cuando eso suceda  la vida no será espesa
el fuego fatuo no será en la orilla de mis carreteras
tú gritarás fuerte equivocado de juicio
y llorarás mi ausencia / vomitarás la vida