23 oct. 2014

Callarse la pena

Río en La mayor como un callarse
le digo shhh a lo serio de mi grito
en Fa menor 
son pocas las cosas del mundo
que se acaban 
el tedio, las fatigas del amor,
adivina cuántas veces entonces
pensé en ti y te amé por ratos,
esas cosas pertenecen 
a las mayorías 
a las cosas que perecen,
qué fríos nos andaban cerca
de los pies y los adentros
con esa profundidad vertiginosa,
es cierto que jugué a hacerte
el daño sin querer,
y te digo un consejo 
ya no de amantes ni de amigos,
es mejor callarse la pena;
por eso no soy infeliz,
por eso amo como tú.