2 sept. 2012

Miseria

En el amén de mis vacaciones
pienso enterrar las virtudes
me enfrento a la ventana cual voyeur
no tenía planeado si quiera escribir
pero mis pensares se desatan de sus ramas
los talveces me colman la mañana
y me adornan el pelo
el agua de mi poesía ya no brota
y no hay panacea para mi enfermedad
“el amor es más bien una resaca inacabable”
no hay palabras, no encuentro
como esas gentes que dejan
partes de sí en el pavimento
               un pedazo de piel / una historia
del zapato / el eufemismo de su huella /
el beso del asfalto / la goma de mascar
                                de fresa y desazón
no es despedida / es son de miseria
en mis letras / no es que el cuaderno
                                se haya acabado
es sólo que no hay recipiente
donde poner la vida.