2 oct. 2012

Qué septiembre...

Qué septiembre de árboles
tristes y pocas tormentas
te ha dado a luz
ya los años no se te van
hacia atrás
ya tu secreto se vuelve
vida y libro
noche y perfección

ya mi palabra se hace

amor
por los mares de tus
cumpleaños

estos años me

pintaste el alma
cual Kandinsky
brotaste mi letra con furia
y eres tan generoso
que todavía me inventas
salvaciones

se desdibujan

los otros amores
y vuelvo a ser alma
cómo serán los años
que nos faltan
esos falsos relojes de cuerda
que uno guarda
en sus armarios

festejo las imperfecciones

tan perfectas de su ser
tu eco en mi amor
y en mi boca

tengo paciencia en los brazos

exhuérfanos de tu abrazo
precioso y opresor

a ver si soportamos

otros años separados
después de estos dos
cumpleaños juntos.