13 nov. 2011

Cotidiana

Hoy no es cotidiano domingo
        sino sábado nuevo
inédito de sol/ de ruidos de pájaros
árboles y flores de balcón
de la pequeña selva
en la que se ha convertido mi casa
por culpa de mamá
 
siempre me arrojo al sofá de rayas
        que ya todos saben
enredo mis flacas y suaves piernas
como si esperase el fin del mundo
sobre el sofá pegado a la ventana grande
en camiseta/ en mis calvin klein
desprolija/ despeinada yo
desmaquillada/ desmemoriada
 
qué tan cotidiano puede ser
que el sol no alumbre
y sólo queme
que lleve a cuestas mis poemas
a otra parte
como preguntándome
como comprobando la hipótesis
de ser sedentaria o nómada
o inútil o astuta
 
qué tan cotidiano puede ser
el cigarrillo mentolado
         o de fresa
mi desmadre natural en la cabeza
que escuche a Silvio en sábado
a la sinfónica en domingo
 
siempre me arrojo en el sofá
pero por qué escribo aquí siempre
no tienen remedio mis vergüenzas
mis hastíos/ mis silencios
soy yo un caso perdido
está en crisis mi intelectualidad
 
está desgarrado mi sentir
está en huelga mi razón
indefinidamente
mis dedos torpes apenas se mueven
borrachos/ decantados/ descorazonados
 
qué tan cotidiano puede ser
que me venga la gana y la paciencia
de contar el polvo en la ventana
de atrapar el polvo que vuela
en el rayo que proyecta el sol.
 
15.10.11.