14 feb. 2013

Tres


Tengo el mar en los dedos,
un orgullo terrible por vos,
caminatas suspendidas por la arena
junto a ti
cerveza en la boca por los dos.

Tengo el sueño perdido
pero me sobra el sueño de ti
te escribo con delirio
te borro con frenesí
e infinitamente onírico te encuentro.

Tengo un perdón en la garganta,
la ansiedad deshilachada
de tejerte una vida junto a mí
para abrigarte el alma,
esa “alma mía”.

Tengo tanto que decirte,
un discurso cuando vuelvas,
un ramito de “para siempres”
para ponértelos en las promesas
y un nunca para alguna oración fatídica.

Tengo un tango y dos poemas
en los dedos y en las ganas,
melancolías y besos nuevos,
una espera impaciente
cuando llegue nuestro  encuentro.


"De las cosas que tengo"
Enero 2013.