21 jun. 2012

Repertorio para locos


Llegó irresuelto
como un puzzle
o una partida de ajedrez
sin jaque mate
 
llegó oportuna
como un pronóstico incumplido
como el alumbrado
de una bocacalle o un semáforo
 
caminó bajo el arrebol de la tarde
de la mano caminaron más bien
en la sólida pradera de los
suelos de certeza
 
bajo el cielo de una noche
insurrecta
de la mano caminaron
 
habían los sueños en la basura
tomaron un puño cada uno
y se fueron escurriendo al caminar
 
esos sueños se embarraron en las calles
plazoletas inhabitables que se dejan llevar
pero al paso se iban construyendo otros
que eran en realidad complemento
de uno más grande
 
un día vivieron en parques
follaron sin descanso en baños
de restaurantes que olían a cognac
y el mundo se les acababa
se les moría igual
 
vivieron en puentes
debajo y arriba de auroras terribles
que les regalaban bofetadas boreales
de despertador a las 6 de la mañana
 
de la mano caminaron             
buscaron trece notas atonales
en obras dodecafónicas sin arte
perdieron el compás de conciertos para piano
por pura diversión
 
concierto para locos
y cuarteto de violines celosos
buscaron sin éxito sinfonías de alegría
 
se burlaron de la vida
y escupieron días de abril
cuando el año era bisiesto
 
se les puso grande el ama
y el corazón viejo aprendiz
 
y entonces murieron
un treinta de septiembre.