6 ago. 2014

Geografía

No tengo tiempo de andar las calles,
camino expertamente por tu cuerpo,
voy por él como si de una avenida
tratase,
te ando en silencio, te doy vuelta,
tienes curiosas formas del cielo
a veces si me detengo
es para hacerte un poema,
como una caminata nocturna;
lógicamente pienso en 
tu jardín, tu árbol, 
los paisajes, tu agua...
y digo preguntando
qué otras formas guardará
el amor.