16 ene. 2013

Oración

Dios o quiénsabequién
no dejes que el rezo se me caiga
otra vez de los labios
cuídame la voz / que alguien la cuide
ah y las manos más que todo
estas manos que hablan
de vez en cuando amordaza
por si me apetece decir una que otra
barbaridad como siempre pasa.
Líbrame del bien del mal 
y déjame caer en la tentación
de escribir sandez y media
ah pero déjame santiguarme
por cada afecto o mimo
uno nunca sabe si es real,
dame la armadura del corazón
de cada día
perdona mis blasfemias.
Dios o quienquieraqueseas
que estás entre los mortales
o en los cielos -si es que hay suelo-
hágase tu voluntad si se llama destino
que a esta altura es mi única fe
siembra en mí la razón
la conciencia de echar en saco roto
las palabras putas mías
no me dejes caer en la tentación

de dejar que se resbale de nueva cuenta
de mi voz esta oración.