27 jul. 2013

Anuncio VI


Te das cuenta,
todo ese desorden
se disipa
todo ese temor
se queda atrás
qué curioso;
como un guardaespaldas

y digo:
podría soltar
un abrazo mío al viento
para que se meciera
y llegara hasta tus brazos
como niños que juegan
en puentes colgantes

pero
el tiempo
sigue con su orden
y su cicatrizante
implacable,
date cuenta
un poco

te das cuenta
han pasado años
y aún siento
que donde pisas
crecen flores
y me asombran
como tú;
con esa
calma chicha
con esa quietud
de cordillera

y digo:
podría urdir
el proceso de mi beso
aun cuando tu boca
tuviera  una estructura
diferente cada día.