15 dic. 2015

Días tranquilos

                                  “Yo que removí toda la tierra para besarte en la boca”
                                    Quique González.


Junto contigo agité el mundo
cuando el cielo que no las nubes
en ese dar a luz de tranquilidad
amaron conmigo lo inmenso
que fuiste
por lo que fui yo también en el
detalle de esos días
no puedo pedir más
en lo que dice mi palabra,
en lo que río, está tu eco
como cada noche que nos recostamos
a ver cualquier cosa en las ventanas,
que estamos vivos
y lo celebramos con llanto o paz
con el silencio que no se cuenta,
junto contigo engordó mi amor
y nunca es suficiente si has venido,
si gracias a la costilla compartida
andamos por las calles,
volvería a cruzar tierra y media
parando solamente
para apreciar lo importante y sencillo:
tu mano en la mía como un pulpito en otro,
volveré desde luego todavía
a recorrer el cielo necesario
para cablearme a tierra desde tu abrazo
y besar en el beso
que nos sepa a casa,
a días tranquilos.