25 jun. 2015

Trece

Para no ser siempre exterior
pierdo a propósito una palabra
en la hondura de tu lengua:
allí
está lejano el amor de los pronombres
y está también gigante.