3 jun. 2015

Diecinueve


Ya no amo tu risa cotidiana
ya no amo las rutinas;
ya no está el espanto
de cuando te vas.