9 ago. 2011

Hay siempre algo que sobra

“Escribo amargo y fácil, 
y en el día resollante y monótono 
de no tener cabeza sobre el traje, 
ni traje que no apriete, 
ni mujer en que caerse muerto.”
Rubén Bonifaz Nuño.
Hay siempre algo que sobra,
un trozo de uña,
un pedazo de corazón,
pero sobra algo siempre
si acaso el alma entera.
Siempre sobran gotas siempre
de la lluvia artificial en la ducha,
siempre sobran palabras en el soneto,
sobran letras en el poema,
sobran renglones de coplas.
Hay siempre algo que sobra
como el sol en el día,
un gramo de razón,
a veces sobra el cielo
casi nunca
pero sobra algo siempre,
siempre hay algo que sobra,
poesía inevitable,
sobra poesía cuando no se comparte
un rincón de cielo,
una parte de verdad,
con suerte sobra sentimiento.
Hay siempre algo que sobra
una duda        una maldición,
un ocaso nunca,
sobran los amores,
modos posibles de amar sobran,
sobran proyectos de querer,
en fin;
hay siempre algo que sobra
a veces sobra todo,
pero no sobra ser
en que pueda uno caerse muerto.

25.07.11.