1 jul. 2015

Veintidós

Quien sumerge los cuerpos 
al cielo tiene idea de la 
palabra en la garganta;
yo
respeto el amor frecuente:
un tumulto que termina,
el amor de mar.